Los temporeros de Vallnord – Pal Arinsal se alojarán en el complejos Ribasol Park

El Comú de la Massana y la estación de esquí Vallnord – Pal Arinsal, ha encontrado alojamiento para las personas que tenían permiso de trabajo de temporada y que, a causa de las medidas decretadas por el COVID-19, no han podido regresar a sus países.

 

Durante el día 27 de marzo, el equipo de Vallnord – Pal Arinsal (EMAP) recogió datos de los temporeros que necesitaban ayuda y también iniciaron los contactos con propietarios de distintos establecimientos hoteleros. Finalmente, la estación y el Comú de la Massana han encontrado una solución gracias a la cesión gratuita de dos de los propietarios del Complejo Ribasol Park, la familia Naudí y Blaine Pollock.

 

Tanto el Comú de la Massana como Vallnord – Pal Arinsal agradecen este ofrecimiento y hacen una llamada pública a los establecimientos hoteleros y alojamientos turísticos que quieran sumarse a la iniciativa para ayudar a resolver esta situación.

 

En total se alojarán una trentena de temporeros, la mayoría argentinos. También se garantizará la manutención de una trentena de personas. Pero destacar que las cifras podrían cambiar ya que es posible que lleguen más solicitudes durante los próximos días. En estos momentos, se están trabajando los protocolos de medidas de seguridad para garantizar un confinamiento seguro y también se está acabando de analizar como se puede efectuar el suministro de alimentos de la forma más segura posible.

 

A parte de todo esto, EMAP también está ofreciendo asesoramiento a las personas que necesitas efectuar gestiones administrativas. Se recuerda que durante esta temporada han trabajado en Vallnord – Pal Arinsal, 570 trabajadores con contrato de temporada, de los cuales 250 tienen permiso temporal en el país. Una parte de estos trabajadores no han podido volver a su país tras el cierre de fronteras a causa de la pandemia.